Jane Eyre (Cary Joji Fukunaga) Especial SITGES 2011

JANE EYRE - CARY JOJI FUKUNAGA

Hay veces en el festival de Sitges que he tenido las ganas de ver una película de la que aparentemente no tengo mucha información ya que, en general, la experiencia suele deparar sorpresas. Sin embargo otras veces, uno no apuesta tan claramente por el riesgo. Desde que me enteré que “Jane Eyre” participaría en el festival me preguntaba qué clase de película sería. A priori, la novela de Charlotte Bronte del siglo XIX no se ajusta a los perfiles “de terror” propios de este festival, es una narración romántica en todos los sentidos, incluyendo como buena novela del romanticismo, una parte sombría y que sugiere lo sobrenatural. Sin embargo, en general se puede decir que “Jane Eyre” está más cerca de “Orgullo y prejuicio” y “Sentido y sensibilidad” que de cualquier atisbo cercano al fantástico, que no ocupa más que un 2% de la trama y, en general, sólo se sugiere levemente en el ambiente decimonónico que se respira. Lo cual es bueno, pero no deja de resultar paradójico que una película así sea seleccionada para un festival de esta índole.

Sea como fuere, la adaptación cinematográfica bebe de los referentes del cine de época actual, un reparto de lujo encabezado por Mia Wasikowska, Michael Fassbender, Judi Dench y Jaime Bell, una dirección artística de verdadero lujo y una estupenda fotografía que consiguen trasladarnos a la época y costumbres de la sociedad victoriana. Con todo, la película jamás supera su intención de ser como sus hermanas mayores, las adaptaciones ya citadas de las novelas de Jane Austen dirigidas por Ang Lee y Joe Wright. En esta hay romanticismo por doquier, pero en ningún momento hay giros en la historia ni enredos, estamos ante una película de amor pura.

La historia gira en torno a Jane Eyre (Wasikowska), una joven que ha sufrido la pérdida de su padre y que ha sido odiada por su madrastra, que la obligó a ir a una institución para huérfanas y trabajar como institutriz. Precisamente gracias a ello consigue trabajo como educadora de la hija de un importante propietario (Fassbender) arrogante y sensual a partes iguales que irá cautivando el corazón de Eyre, sin embargo, éste guarda un terrible secreto que impedirá que su amor se desarrolle como quisieran.

Siguiendo los puntos cardinales de la novela, el director Fukunaga indaga en los sentimientos y arbitrariedades de la época victoriana con audacia y sobre todo elegancia a la hora de filmar, cualidades que no le sirven de mucho a la hora de mantener el interés del espectador, que decae a mitad de película conforme el romance se hace más evidente y tópico. Aun así, se trata de una adaptación correcta que hará las delicias de los amantes de los dramas de época y las novelas de amor imposible.

CALIFICACIÓN CRAZYMINDS: 6,5 / 10