Grave Encounters (The Vicious Brothers) Especial SITGES 2011

GRAVE ENCOUNTERS

He aquí otro falso documental, en este caso mucho menos original ya que parte de un argumento bastante trillado: un grupo de rodaje hace un reality show titulado Grave encounters, que consiste en que éstos, acompañados por un espiritista, deben pasar una noche en lugares supuestamente embrujados.

Ya desde el principio nos advierten que lo que vamos a ver es el episodio 6 de este programa de televisión, para contarnos la típica historia de este subgénero; que si las cintas fueron encontradas y no existe explicación, que si lo que vamos a ver es una primicia, etc. En definitiva, una revisión de La bruja de Blair en clave Cuarto Milenio. Y es que en muchas ocasiones, uno se pregunta qué haría el bueno de Iker Jiménez encerrado en un hospital psiquiátrico sin posibilidad de salir.

Por tanto, la película se engloba dentro del Mockumentary, subgénero que parece vivir sus días de gloria gracias al cine de terror, ya que es la última y más repetida tendencia, gracias sobre todo al bajo presupuesto que permite y a la sensación de realidad que transmiten (realidad televisiva, ojo). En ese aspecto presenta los mismos fallos que The Troll hunter, el otro mockumentary del festival de Sitges, es decir, en los momentos clave es poco creíble debido sobre todo al montaje (y eso que en el trailer aseguran que no hay cortes).

Aunque al principio parece que la experiencia va a ser entretenida y terrorífica, resulta aburrida en bastantes pasajes, mientras que recurre a comportamientos estúpidos de los protagonistas (eso de decidir separarse cuando las cosas se ponen muy feas..) o situaciones incomprensibles a las que no se dan respuesta. Una de esas situaciones es la de que los protagonistas no puedan salir del psiquiátrico porque los pasillos no terminan nunca, momentos de gran impacto que nunca llegan a explotarse del todo, quedando como una película simple y rutinaria en exceso.

Ni siquiera las apariciones de los fantasmas llegan a crear ese ambiente terrorífico que se nos promete, son más los escenarios abandonados y las constantes luces y sombras que intuimos en ellos gracias a la cámara en mano lo que hace que crezca la tensión en la sala de cine. En cualquier caso, no se puede esperar mucho más de una película firmada por unos cineastas que se hacen llamar The Vicious Brothers.

Lo genial de esta cinta es que la programan en Sitges junto a otros títulos dentro de la sección Midnight Xtreme, que para quien no la conozca se trata de maratones de cine de terror de madrugada. El espacio ideal para disfrutar de esta cinta mucho más que en cualquier otra circunstancia.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 5 / 10