‘God help the girl’ de Stuart Murdoch

Hay dos posibilidades al acercarse a la peli, que sepas quién son Belle & Sebastian o que tan sólo vayas a verla como un musical de un director primerizo.

Si sabes de las habilidades compositoras de Stuart Murdoch e incluso te gusta lo que hace el grupo que lidera, la película no te sorprenderá. Esa melancolía y delicadeza de sus canciones y las historias con toques autobiográficos que suele crear, son en definitiva lo que puedes disfrutar al acercarte al cine.

El proyecto arranca en 2004 en plena gira de Dear Catastrophe Waitress, cuando Murdoch tiene la idea de hacer un álbum con unas cuantas canciones para las que cree, sería mejor reclutar varias cantantes femeninas, aunque no será hasta 2009 cuando consiga sacar el disco a la venta.

Inicialmente se le había pasado por la cabeza la idea de hacer un musical, pero ahora para nuestra suerte, tenemos nuevo director de cine, aunque no sabemos si querrá seguir experimentando fuera de la música.

La historia es la de una chica con desórdenes alimenticios y problemas de depresión ingresada en un hospital psiquiátrico. Escapa y conoce a un chico y una chica también con algún tipo de problema psicológico. Es entonces cuando su amor por la música pop les hace mejorar y no necesitan otra medicina.

Como musical tiene grandes aciertos, uno de los problemas del género (dentro de los numerosos malos ejemplos que existen), que las canciones detengan la acción, no ocurre. Más bien al contrario, parece que avanza mejor la acción que cuando no hay música. Y también juega a su favor una gran banda sonora, como no podía ser de otra forma. Las referencias a otras películas o directores son varias (comprensible en una primera peli), de Jaques Demy o Jean Pierre Jeunet a Wes Anderson o la Nouvelle Vague (inevitable acordarse del trío protagonista de Banda Aparte de Godard).

Si hay algo en lo que no está acertado, es en errores típicos de director novato. El principal ejemplo es el querer contar muchas y muy diferentes cosas y los momentos que se para la acción para irse por las ramas, el no querer desprenderse de nada de la idea original para conseguir un guión más redondo.

Los tres protagonistas están bien elegidos, Emily Browning (Sucker Punch) puede que un poco falta de garra, Olly Alexander (Le Weekend y cantante en Years & Years), Hannah Murray (Skins, Juego de Tronos) siendo creíbles y suficientemente guapos para el cuento de hadas.

Aunque tiene muchos ingredientes para convertirse en peli de culto, el paso de la adolescencia a la madurez, el amor a la música y sus referencias culturales (Nick Drake, Smiths, Ian Curtis…), personajes inadaptados e historias de amor varias, la peli conseguirá mejor valoración de gente que pueda disfrutar de las canciones y fans del grupo. Aunque ¿Quién no puede soñar oyendo a Belle & Sebastian?

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6/10