Estrenos… ‘Murieron por encima de sus posibilidades’ de Isaki Acuesta

Decía Susan Sontag en su ensayo Contra la interpretación que ésta no siempre prevalece y que, de hecho, es posible que buena parte del arte actual deba entenderse como producto de una huida de la interpretación, hasta tal punto que para evitarla, el arte puede llegar a ser parodia. Puede que eso sea lo que haya pasado con Murieron por encima de sus posibilidades, a la que se ha tachado de discurso simplista, “sin sutileza o dobles lecturas”. Puede que Isaki Lacuesta, director de la premiada en San Sebastián con la Concha de Oro Los pasos dobles, no buscase que nadie tuviese que interpretar nada y que, como sentencia Arévalo durante nuestro encuentro, el objetivo fuese <<coger la situación en que vivimos y llevarla al límite para que el espectador libere adrenalina>>.

Y, sin embargo, es mentira que sólo sea un “panfleto efectista” contra nuestra sociedad y el panorama político, económico y social actual. Bajo ese discurso abyecto se esconde la imagen esperpéntica de España realmente interesante, la que <<despedaza un fragmento de nuestra memoria colectiva>> en palabras de Iñaki. Y es que al aunar en pantalla a los actores que han puesto rostro y voz a nuestro cine, como Emma Suárez, Imanol Arias o Ángela Molina por ejemplo, y acabar con sus estereotipos (chica guapa ahora enferma y caduca, el buen padre de familia que ahora es un ministro corrupto, etc.), Lacuesta consigue reírse en algunos momentos de este delirio de todo nuestro bagaje moral tan ligado siempre a aquellos personajes que seguimos en la gran pantalla.

<<Yo pensaba mucho en Berlanga. Hay que apuntar muy alto y luego caes donde puedes>> señala Isaki, que nos confiesa que pensaba en las últimas películas del maestro (Todos a la cárcel o Moros y cristianos) en las que cada personaje representa una parte de la sociedad española. El director, no obstante, reconoce que en la película hay mucho de su cine favorito de terror como Pesadilla de Elm Street. <<Que tu pesadilla se encarne me parece una metáfora cojonuda. Y en clave política también funciona muy bien. Si nos dormimos, van a llegar y nos van a recortar>>. Entendemos que se refería a literalmente. Aunque Iñaki no tiene problema en reconocer a continuación sus contradicciones. <<Esta película está hecha para salvar vidas, para que la gente pueda desahogarse viéndola en lugar de pasar a la acción. Vamos que, en el fondo, es una película retrógrada y conservadora>> sentencia.

11117707_10205121894021240_841243624_n

Eso sí, más allá de que la película sea un repertorio de lugares comunes o que nos invite o no a cambiar el estado de cosas, resulta esclarecedor e igualmente espeluznante el hecho de que a pesar de haberse empezado a rodar hace dos años, su discurso pueda parecer una crítica al telediario del día anterior. <<Empecé a escribir la película con el rescate bancario, cuando un amigo, promotor inmobiliario, y mi librero me dijeron que querían matar a “su banquero”. Pero quién la vea hoy encontrará relación con lo de Rodrigo Rato. Incluso hay diálogos como el de Coronado y Arévalo sobre un local que eran prácticamente idénticos a las escuchas de la trama de corrupción de Sabadell>> nos cuenta el realizador. Así pues, toda la parte del populismo, que tan mal parada sale en esta cinta, ya estaba en el guión inicial, antes del auge de partidos como Podemos o Ciudadanos.

Quizá incluso puede que al final la película haya sido más terapéutica para el equipo que se embarcó en una cooperativa para rodarla y de los cuales alguno como Iván Telefunken confiesa no confiar nada en la política. <<Pero no pasa nada. Si nadie confiara en la política se organizarían y montarían otra cosa>> aclara. Se interprete como se interprete, el filme no nos hará reír a carcajadas – es lo que tiene a veces el humor negro -, y aunque algunas partes del guión resulten un poco inconexas, siempre nos queda la banda sonora de Albert Pla, al mismo tiempo que su genio y figura, cohesionando la película y erizándonos el vello. Entre tanto exceso disparatado a lo Relatos Salvajes con el que entretenerse, algo da miedo de verdad desde la contención. Quién sabe si algún día – esperemos pronto – estalle.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6,5/10