Estrenos… ‘Lecciones de amor’ de Fred Schipisi

Difícil hacer una sinopsis acotando mínimamente el género de la nueva película de Fred Schipisi (La casa Rusia, Seis grados de separación), aunque sólo fuera por pragmatismo.

Empecemos estableciendo que parece un intento de comedia romántica (remarcado además con una música demasiado presente), con toques dramáticos, envuelta en una supuesta lucha dialéctica con el objetivo de elogiar la educación y el amor por el arte como antídoto para la intolerancia y la infelicidad.

El problema es que no funciona la mezcla, y lo que es peor, tampoco por separado se entiende.

Si  se aísla la parte romántica, la complicidad entre Clive Owen y Juliette Binoche es inexistente. Aunque no están mal sus interpretaciones, la frialdad como posible pareja hace increíble el flechazo casi instantáneo que surge entre ellos, incluso pese a que recurramos al tópico de  personas heridas que se acogen a una última tabla de salvación.

La parte dramática está repleta de lugares comunes a personajes atormentados y tiene uno de los problemas más habituales en películas con artistas de cualquier tipo (en este caso puede ser perdonable por su dificultad), lo complejo que resulta plasmar el proceso creativo.

Y tampoco ayuda intentar completar el guión (aumentando además el metraje innecesariamente) con mensajes sobre el proceso educativo, algo típicos. Utilizando un tonto juego de pareja, que si sólo se hubiera apuntado podía haber resultado simpático, en un saturadísimo mecanismo aleccionador del espectador que aburre hasta el final.

Todo aderezado por un final con una especie de humor extraño que ni se entiende ni hace gracia y en el que se nota el desconcierto y el esfuerzo de sus actores protagonistas.

Película fallida con la que cuesta ser amable y rescatar algún detalle. Ni siquiera para los que quieran ir al cine a ver “una de amor” resulta recomendable. Saldrían del cine confusos por el desarrollo de personajes, de los que poco se sabe y que resultan antipáticos y lejanos. Qué menos se puede pedir a una película romántica que querer que la pareja se enamoren y disfrutar de que consigan estar juntos… Pues aquí no pasa, de hecho hay momentos en los que piensas por qué el personaje femenino no denuncia al de Clive Owen por acoso.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 4/10