Estrenos… Hitchcock, de Sacha Gervasi

Hitchcock de Sacha Gervasi es un nuevo título a la lista de biopics con los que Hollywood trata de suplir su falta de ideas. Más que una biografía del maestro del suspense es una historia sobre la creación de Psicosis, uno de los más grandes éxitos del director. Hitchcock es una película que a priori promete mucho, más si partimos de sir Anthony Hopkins como protagonista y lady Helen Mirren como su alma gemela, su esposa, Alma Reville. Pero el director quiere abarcar demasiados aspectos y desinfla un guión que se queda en un conjunto simplista; lo contrario de si hubiera escogido un solo conflicto para ampliarlo a partir de ahí.

La película nos lleva hasta el estreno de Con la Muerte en los talones, un nuevo éxito para uno de los directores más famosos de la época, Alfred Hithcock. El orondo realizador se encuentra sin un nuevo proyecto y con el miedo de que le consideren acabado. Descubre entonces una novela de terror, Psicho escrita por Robert Bloch, sobre un psicópata inspirado en el asesino real Ed Gein. Nadie cree que una película de terror tendrá éxito por lo que Hitchcock debe hacer frente a numerosos obstáculos para conseguir sacarla adelante. A la vez, trata de mantener la relación con su esposa, Alma Reville, que se define como la gran mujer detrás de cada gran hombre.

Como decíamos, Sacha Gervasi abre demasiados frentes en el metraje. Tenemos los problemas de Hitchcock para encontrar y sacar adelante el proyecto; su tormentosa obsesión con las actrices que contrata; sus visiones del asesino Ed Gein que le habla durante el rodaje; la relación con su esposa que se consolida como el pilar de su genialidad; el posible adulterio de ésta con un amigo escritor… Demasiadas subhistorias sin que ninguna termine de sobresalir como la trama principal con lo que el ritmo se difumina y deja la sensación de no rematar los distintos cabos sueltos en los que no ha sido capaz de profundizar.

Se salvan, por un lado, la actuación de Helen Mirren; lo sentimos por Anthony Hopkins pero la caracterización impide ver una interpretación destacable; y por otra los guiños cinéfilos que por fuerza abundan en el filme: cómo a Hitchcock le ofrecieron dirigir Casino Royale, la que hubiera sido la primera película de Bond o cómo Vertigo, se consideró un fracaso (en la última lista de la prestigiosa Sight & Sound desbancó a Ciudadano Kane como mejor película de la historia).

En definitiva, Hitchcock es una película que funciona pero no destaca. Se agradece su corta duración, una hora y media, porque si se hubiera alargado hasta las más de dos habituales últimamente, sería mucho peor.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 06/10