Estrenos… El Páramo de Jaime Osorio Márquez: cine de ‘gourmet’

EL PARAMO
Aristóteles afirmaba en su obra Poética, que la tragedia debía ser una imitación de una acción entera y completa y que completo es aquello que tiene comienzo, medio y fin, sentando así las bases, (hace más de dos mil años), de lo que en nuestros días nos parece algo tan lógico como esencial en cualquier historia. La película El Páramo da la sensación de que el ‘fin’ aún no lo hemos visto y esto sería así si intentásemos de algún modo clasificar este film inclasificable de Jaime Osorio Márquez: director colombiano, debutante en el mundo del largometraje con esta película, candidata a los Goya 2012 y premio al director revelación en el Festival de Sitges.

Digo inclasificable por la percepción que, como espectador, me causó el film conforme procesaba las imágenes y sonidos que mi cerebro recibía; bélico-horror-terrorífico-psicológico. Aunque sí es cierto que el tema del cine y la clasificación de sus géneros hoy en día ya no es motivo de disputa; sin embargo, el final del largometraje opta por dar la sensación dejar al público con la miel en los labios, una miel dulce como su ambientación y puesta en escena, rica como su realización y profundidad de alguno de sus personajes, pero al fin y al cabo, una miel escasa y ausente. Ausente porque el espectador, con su intuición, intenta buscar y entender por todos los medios donde sabe que puede encontrar (y es que este film tiene muchos ingredientes), y escasa porque cuando crees que una pobre muchacha desquiciada va a aparecer otra vez en escena, aparece, pero sólo eso. En definitiva, nueve soldados solos en lo alto de un cerro, contraste de personalidad entre ellos, una misión, una muchacha, (al parecer secuestrada, al parecer por la guerrilla colombiana), charcos de sangre sin lugar aparente de procedencia, buena realización, algunas buenas interpretaciones y una muy buena puesta en escena, son ingredientes suficientes para un buen plato, pero un buen plato de esos que te deja con hambre.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 5/10