Estrenos… “Carmina o revienta”: el inicio de la revolución

CARMINA O REVIENTA
Ese público que hemos perdido, no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador. Quiero decir claramente que no tenemos miedo a Internet, porque Internet es, precisamente, la salvación de nuestro cine”. Estas palabras corresponden al incendiario discurso que el cineasta Álex de la Iglesia pronunció en sus últimos premios Goya en calidad de Presidente de la Academia. Cinco meses después, la cartelera del cine patrio ha sido testigo de la revolución clamada por el director bilbaíno. Su adalid, la estrella televisiva Paco León que, con su ópera prima Carmina o revienta, ha proclamado la guerra al modelo de negocio tradicional en el séptimo arte.

 

Sin nada que perder en un campo de batalla cinematográfico azotado por la crisis económica y la ausencia de innovación formal y narrativa, el realizador sevillano ha estrenado su primera película de manera simultánea en salas de cine, DVD e Internet. Tal osadía se amplifica con el formato que León ha escogido para narrar las aventuras y reflexiones de su propia madre: un híbrido entre realidad y ficción escasamente explotado en el circuito comercial español, aunque en pleno desarrollo en el ámbito experimental, que se debate entre la comedia familiar cañí y el documental sociológico.

 

Y es que Carmina o revienta es una película que habita en los límites, tanto en la moralidad de las hazañas de Carmina, una madre de familia dispuesta a hacer lo que sea por sacar adelante a los suyos en el marco de una Sevilla humilde, como en la dilución de fronteras entre géneros que plantea la narración de sus vivencias. ¿Hasta qué punto ha sido ficcionalizada la vida de Carmina Barrios?.

 

Con el claro objetivo de contaminar la ficción, Paco León recurre a aspectos propios de la puesta en escena documental como la cámara en mano, la improvisación, la ruptura de la cuarta pared a través de las miradas de los personajes a cámara, o el empleo de actores no profesionales (a excepción de María León, hermana del director, que interpreta de manera sobresaliente una hiperbólica versión de sí misma).

 

Carmina o revienta, además de descubrir el talento innato de Carmina Barrios (galardonada con el Premio a Mejor Actriz en el Festival de Málaga 2012), ha resucitado el Nuevo cine español que ya iniciase el maestro Basilio Martín Patino con sus falsos documentales y su innovadora primera obra Nueve cartas a Berta. La de Paco León es una película de guerrilla, arriesgada, fresca, inteligente e impactante. Además, sus intensos 70 minutos la convierten en una pieza más que digerible en la postmoderna era del zapping, las prisas y el consumo fragmentado.

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10

Síguenos en Facebook: