La Academia de las Musas de José Luis Guerín

musas

El nuevo film de José Luis Guerín puede parecer en los primeros minutos de visionado un documental, en el que asistimos a las clases de filología de un excéntrico profesor de la Universidad de Barcelona. Pero no es así, se trata en todo momento de una ficción. Malentendido que debería atribuirse al trabajo con actores no profesionales y la aparente espontaneidad de la puesta en escena y los encuadres.

Dejando claro ya esta primera premisa Guerín nos guía a través de un complejo y personal proceso de aprendizaje, en el que profesor y alumnado comparten ideas, vivencias (académicas y personales) y opiniones acerca del que sería el tema capital del film; la belleza. Todo este proceso se vehicula a través del lenguaje, en todas sus formas, desde la gestualidad hasta el habla en distintos idiomas. Esta fijación por el lenguaje y el modo en que las personas exteriorizamos y nos comunicamos con nuestro entorno lleva a los personajes a viajar para conocer nuevas lenguas o modos de comunicarse con la naturaleza en la que es una de las secuencias más bellas de la película.

Pero como ya he dicho este no es un documental (pese a su importante valor informativo como lección extraída de situaciones y lugares reales) sino que se trata de una ficción en la que podemos identificar una trama a la que el espectador puede agarrarse si en algún momento se siente abrumado entre las profundas conversaciones de los personajes. Dicha trama es la historia del matrimonio del profesor, que se ve irremediablemente afectado por la llamada Academia de las Musas, el proyecto personal y docente del profesor con sus alumnos y alumnas. Y posiblemente aquello que hace tan bella esta historia más allá de su sencillez es el toque de humor que adquiere en ciertos momentos, principalmente aportación del profesor, personaje impecable y coherente en todo momento.

Guerín logra de nuevo mostrarnos la belleza de las palabras, las imágenes y las personas que pueblan esta historia (más narrativa que sus anteriores trabajos) a través de una aparente sencillez formal que logra hacernos pensar en un documental. ¿Y es que no ese el gran mérito de esta película? Hacer tan humana, tan cercana y tan enriquecedora una historia que nos parezca extraída directamente de la realidad.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10